Edit

En el Instituto Guestalt de Lima llevamos más de 20 años acompañando a las personas en la resolución de sus problemas y la mejora de su bienestar.

informes@institutoguestaltdelima.com

 4628000

960204153 / 922793398

Perú necesita con urgencia una campaña de sensibilización dirigida a la persona, la familia y su comunidad explicando de manera clara sus riesgos a la salud y la vida por esta pandemia, priorizando el aspecto emocional de las personas.

Así lo dio a conocer el psicólogo y psicoterapeuta, Manuel Saravia Oliver, director del Instituto Guestalt de Lima (IGL), quien advirtió que “cualquier estrategia país que se diseñe debe tomar en cuenta hoy más que nunca que el coronavirus llegó para alterar nuestras vidas. Muchos han perdido seres queridos, empleos, tienen miedo a contagiarse por el precario sistema de salud, incertidumbre sobre el futuro, estrés por las noticias, soledad por el aislamiento y el distanciamiento social. Una campaña que no tome en cuenta todos estos factores no será exitosa.

Estrategia debe priorizar la salud mental de la población para cambiar percepciones, actitudes, comportamientos y emociones con una respuesta comunitaria

El especialista señaló que “la única forma de revertir el problema es tomando en cuenta la salud psicológica de las personas tras cinco meses de restricciones y cambios en su vida personal, familiar y de pareja para así cambiar percepciones, actitudes y conductas de riesgos. Necesitamos una campaña humana, emocional y empática que aterrice con las necesidades reales del público”.

“Hoy estamos en un estado de contagio comunitario que requiere una respuesta comunitaria. El principal activo de los peruanos es la sociedad civil organizada, es decir las organizaciones sociales que históricamente han cubierto las brechas y la ausencia del Estado. Por ejemplo, los comités de vaso de leche, los clubes de madres, los comedores populares, las juntas vecinales, las rondas campesinas, entre otros”.

Alerta de la OMS

Saravia enfatizó que la pandemia de Covid-19 ha provocado una crisis de salud mental a una escala que nunca antes habíamos visto. “La Organización Mundial de la Salud ha reportado que la depresión, la ansiedad, el estrés y la violencia doméstica son una pandemia silenciosa sin precedentes”, dijo.

A manera de ejemplo, comentó que encuestas en Estados Unidos, Brasil y México, los tres países americanos más golpeados por el coronavirus, muestran que aproximadamente la mitad de los adultos están estresados por la emergencia sanitaria. “En el Perú más del 70% está afectada por ansiedad y depresión, dando lugar al consumo de alcohol y drogas, lo cual puede exacerbar los problemas de salud mental”, expresó.

Hablar diariamente de nuestros miedos y emociones en el hogar durante unos 20 minutos para saber cómo están nuestros seres queridos o buscar ayuda especializada si hubiera situaciones que no se pueden manejar es una estrategia preventiva oportuna que puede dar grandes frutos.

Uno de los grandes problemas de la atención en salud mental que enfrenta el Perú y América Latina en general es que no existen suficientes psiquiatras y psicólogos para atender a las personas con enfermedades mentales y los que hay están ubicados en las grandes ciudades, lo cual dificulta el tratamiento.

El psicólogo aconsejo que se debería empezar por apoyar a las personas a combatir el estrés conversando y practicando la “escucha activa”, lo cual evitará, que se debilite el sistema inmunitario.

Fuente: BHTV Noticias

Realiza un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *